TAG HEUER AQUARACER

El TAG Heuer Aquarracer, es resistente al agua incluso en profundidades que superan los cien metros. Un producto de calidad y diseño, pensado para resistir la presión del agua y las altas temperaturas. El lema de la colección del reloj TAG Heuer Aquarracer es “zambúllase”, invitando al usuario a disfrutar unos días sumergido bajo las olas del mar sin ninguna preocupación, pues los relojes TAG Heuer Aquarracer están diseñados para resistir incluso a profundidades de hasta mil metros. Leer más

Reloj TAG Heuer Aquarracer

La compañía suiza afirma que desde la creación de la colección TAG Heuer Aquarracer, en el año 1895, se ha enfrentado cada vez a nuevos desafíos de resistencia al agua. Así, ha llegado a enviar a las profundidades del mar a buzos hasta lograr récords impensados. El reloj TAG Heuer Aquarracer gracias a su doble cierre de seguridad y a su bisel giratorio unidireccional se impide la filtración de humedad, lo cual permite un correcto funcionamiento del reloj incluso estando bajo el agua por mucho tiempo. La compañía suiza, TAG Heuer, somete a sus relojes a intensas pruebas de calidad y resistencia, de esta manera se asegura que sus relojes aportan eficacia en cada segundo. Por poner un ejemplo, la colección completa de TAG Heuer Aquarracer es sometida a más de cien pruebas de calidad, entre las que se incluye introducirla en ollas a presión, al calor extremo e incluso a la niebla

Comprar TAG Heuer Aquaracer

La colección TAG Heuer Aquarracer cuenta con un diseño absolutamente particular, la compañía que desde 1982 introdujo al cronógrafo en el mercado de consumo, logrando desde entonces un verdadero éxito. Un reloj Inspirado en deportistas profesionales o amateurs que aman el mar, para soportatr incluso las difíciles condiciones marítimas más extremas. Con el reloj TAG Heuer Aquarracer saber la hora nunca ha sido tan fácil. Elegancia y diseño representan la identidad de los relojes TAG Heuer; por ejemplo, se cuenta con modelos que tienen marcadores luminiscentes para que, incluso en situaciones o en salas con poca iluminación, no se pierda la visibilidad y funcionalidad del reloj. También se ha cuidado al extremo la correa del reloj: las correas de los relojes TAG Heuer Aquarracer han sido totalmente reforzadas y sometidas a exigentes pruebas de fuerza y resistencia antes de que puedan llegar a salir al mercado. De este modo, el comprador puede tener la absoluta certeza de que nunca podrá perderlo de camino a casa.


TAG Heuer Aquaracer Precio

El TAG Heuer Aquaracer tiene un precio realmente accesible si se lo pone en relación con la calidad de los materiales y del proceso con el que está confeccionado. El material, de hecho, no puede verse como un “gasto” sino como una inversión, porque otorga al reloj gran funcionabilidad y durabilidad por muy largo espacio de tiempo.
Vestir la muñeca con un reloj de la compañía suiza, TAG Heuer, es sinónimo de sofisticación y buen gusto, por lo tanto, lo ideal es elegir entre la amplia gama de modelos que la empresa ha creado para su colección, entre los que se destacan el TAG Heuer Aquaracer calibre 5, el TAG Heuer Aquaracer Automatic, el TAG Heuer Aquaracer mujer o bien el TAG Heuer Aquaracer calibre 16. En este sentido, para quienes son amantes del agua, están los modelos de TAG Heuer Aquaracer 300m y TAG Heuer Aquaracer 500m, los cuales ofrecen resistencia de calidad en las profundidades marinas.
Debe destacarse también que el reloj TAG Heuer Aquaracer es sometida a los más altos estándares de control antes de que llegue al usuario; y para más seguridad y confianza, la compañía ofrece una garantía internacional limitada contra cualquier defecto de fabricación por dos años a partir del momento de la compra.
En este sentido,el TAG Heuer Aquaracer  asegura la reparación sin cargo alguno para el cliente de cualquier anomalía en el funcionamiento del reloj originada por un defecto de fabricación. Una precaución que pocos necesitan porque es una compañía de altos niveles de excelencia de fabricación que respalda cada producto sometiéndolo a exhaustivas pruebas individualizadas, por lo que las posibilidades de fallo técnico son prácticamente nulas.